Contra el Cáncer de mama

La OTAN ya había retirado la acreditación a ocho miembros de la misión rusa por ser «agentes de inteligencia no declarados». Rusia también suspenderá la misión de la OTAN en la embajada de Bélgica en Moscú.

Rusia rompe con la OTAN tras acusaciones de espionaje.

Rusia anunció este lunes (18.10.2021) la suspensión de su misión ante la OTAN y de la presencia de la alianza en Moscú, tras la retirada en octubre de las acreditaciones de ocho representantes rusos ante la organización, acusados de espionaje.

 «Tras ciertas medidas tomadas por la OTAN, no se dan las condiciones básicas para un trabajo en común», indicó el ministro ruso de Relaciones Exteriores, Serguéi Lavrov. Las medidas entrarán en efecto el 1 de noviembre.

Concretamente, Rusia suspenderá indefinidamente su misión en la sede principal de la OTAN en Bruselas, así como la misión que la alianza militar tiene en la embajada de Bélgica en Moscú, la cual tiene como rol garantizar la relación entre el bloque en Bruselas y el ministerio ruso de Defensa.

Lavrov también anunció «poner término a la actividad de la oficina de información de la OTAN», cuya misión, como lo define la alianza, es «mejorar el conocimiento y la compresión mutua».

Las medidas tienen lugar tras una nueva serie de acusaciones de espionaje. A principios de octubre, la OTAN anunció que retiraba la acreditación a ocho miembros de la misión rusa en Bruselas acusados de ser «agentes de inteligencia no declarados».

En marzo de 2018, la alianza militar también retiró las credenciales a siete miembros de la misión rusa y los expulsó de Bélgica, tras el envenenamiento del exagente ruso Serguéi Skripal y su hija en Reino Unido.- afp/reuters/dpa /rr

Por otro lado, la OTAN lamentó este martes la decisión de Rusia de suspender todas sus operaciones con la Alianza Atlántica a partir del 1 de noviembre, lo que supondrá el cierre de su representación ante la organización militar y las oficinas de información de la OTAN en Moscú, aunque ha subrayado su predisposición al diálogo.

“Lamentamos estos pasos. La política de la OTAN hacia Rusia sigue siendo coherente, hemos fortalecido nuestra defensa en respuesta a las acciones agresivas rusas, al mismo tiempo que seguimos abiertos al diálogo, a través del Consejo OTAN-Rusia”, informó la portavoz de la OTAN, Oana Lungescu, en declaraciones a Europa Press.

Para la Alianza Atlántica, es Moscú quien debe explicar las razones de su decisión con respecto a los 10 miembros que quedaban en su delegación ante la OTAN en Bruselas.

La ruptura de las relaciones con la organización militar, anunciada por el ministro de Exteriores ruso, Sergei Lavrov, responde a la expulsión de ocho diplomáticos de la misión rusa a principios de mes por presuntos vínculos con “actividades hostiles”, como asesinatos y casos de espionaje.

Lungescu defendió que la decisión de recortar la delegación rusa fue una “decisión proporcionada” que no cambia la perspectiva de la OTAN hacia Moscú y ha insistido en que la cita para reunirse en el seno del Consejo OTAN-Rusia de hace 18 meses sigue en pie.

“La pelota está en el tejado de Rusia”, reiteró.

En medio de la controversia, las autoridades de Rusia aseguraron este martes que el país no se verá afectado por el cierre de la oficina de información de la OTAN en Moscú dado que, “de todas formas, no existía el diálogo entre las partes”.

El Kremlin criticó que la Alianza Atlántica declaró su intención de contener a Rusia de “todas las formas posibles” por lo que, a su juicio, la expulsión de diplomáticos ha sido la gota que colmó el vaso.- Europa Press