Contra el Cáncer de mama

Entre 2019 y 2021 aumentaron las búsquedas en internet relacionadas con el dolor de espalda y alcanzaron su pico en enero 2021. Los efectos de la pandemia, como un mayor sedentarismo y el trabajo en casa, empiezan a cobrar la factura: el dolor lumbar (espalda baja) afecta ya a ocho de cada 10 personas.

Los dolores de espalda se presentan ahora como consecuencia de la nueva realidad que enfrentamos como consecuencia de la pandemia.

La unidad de atención de la columna vertebral del Centro de Neurociencia de Baptist Health informa que los problemas con la columna cervical (el cuello) y la columna lumbar (espalda baja) también representan la condición principal de discapacidad entre los adultos de 60 años y mayores, una condición que agravó la pandemia.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) abunda que el dolor de espalda baja es una queja frecuente en la consulta externa, se estima que siete de cada diez adultos padecen un episodio de síndrome doloroso lumbar a lo largo de su vida; su importancia radica en la incapacidad que provocar, se dificulta desarrollar actividades cotidianas y en la esfera laboral, en detrimento de la calidad de vida.

Por si fuera poco, esta patología tiene una gran carga socioeconómica, ya que tiene una alta incidencia en la población laboralmente activa, y conlleva a la ausencia del trabajo por la incapacidad más el gasto relacionado con la salud.

Prueba las recomendaciones emitidas por el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS):

-Duerme sobre un colchón duro, con un cojín entre las rodillas, boca arriba o de lado, pero evita en lo posible dormir boca abajo.

-Levántate de la cama desde la posición de lado, empujándote con el brazo desde el borde del colchón, manteniendo el tronco derecho.

-Al sentarte, apoya tu espalda sobre el respaldo de la silla.

-Al levantar algún objeto del piso, hazlo con las caderas y las rodillas flexionadas.

-Para mover algo pesado, abrázalo pegándolo a tu pecho, o bien, colócate de espalda y empújalo con los pies, no lo jales con los brazos.

-Si debes cargar y mover, de ser posible hazlo por partes.

-En tu trabajo, siéntate cuidando tu posición, de ser posible utiliza sillas ergonómicas.

-Si permaneces mucho tiempo parado, te sugerimos apoyar un pie en un banco y alternarlo constantemente.

-No voltees tu tronco en forma brusca, mejor gira con el cuerpo completo.

-Evita los esfuerzos excesivos o movimientos forzados del tronco.

-Al realizar actividad física, no olvides calentar estirando brazos y piernas, mínimo 5 minutos.

-Evita esforzarte demasiado o tener largos periodos de inactividad.