Contra el Cáncer de mama
Camioneta de la gendarmería francesa estacionado en una iglesia católica de la localidad de Saint-Laurent-Sur-Sevres, en el oeste de Francia, donde fuera asesinado un sacerdote.

Saint-Laurent-sur-Sèvre, France, a 09 de agosto de 2021.- Un sacerdote católico fue asesinado hoy en Saint-Laurent-sur-Sèvre, en el oeste de Francia, presuntamente a manos del autor del incendio de la catedral de Nantes, ocurrido el 18 de julio de 2020 en sus dos torres y que motivó un despliegue de los equipos de emergencia en la estructura desarrollada en el siglo XV.

El sospechoso, un ruandés que se entregó a la policía, sería el presunto autor del incendio de la catedral San Pedro y San Pablo, en Nantes, dijo a una fuente cercana a la investigación.

Según los primeros elementos de la investigación, la víctima murió tras haber recibido varios golpes, mientras que una fuente afirmó que el sacerdote acogía al sospechoso «desde hace varios meses» en la iglesia.

El hombre, un solicitante de asilo que lleva varios años viviendo en Francia, había trabajado como voluntario en la iglesia. Tras su detención, el sospechoso confesó haber prendido fuego a la catedral gótica de Nantes que se vio afectada el año pasado.

Según lo revelado, el hombre había sido dado de alta el 29 de julio del hospital Georges Mazurelle, en donde había permanecido internado durante un mes en el servicio de psiquiatría, señaló una fuente policial.

Inicialmente había sido puesto bajo arresto antes de ser liberado bajo control judicial a espera de su juicio.

Políticos en Francia reaccionan tras el hecho

El presidente Emmanuel Macron expresó su «simpatía» a la comunidad religiosa de los Montfortianos, a la que pertenecía el sacerdote de 60 años.

La líder de extrema derecha, Marine Le Pen, que acusa al gobierno de no actuar lo suficiente en materia de inmigración, reaccionó diciendo que en Francia «se puede ser un migrante ilegal, incendiar una catedral, no ser expulsado y luego reincidir asesinando a un sacerdote».

El ministro del Interior, Gérald Darmanin la acusó inmediatamente de «crear una polémica sin conocer los hechos», y explicó que el hombre no podía ser expulsado de Francia mientras estuviera bajo control judicial.

¿Qué ocurrió tras el incendio en la catedral de Nantes?

El incendio de Nantes se produjo 15 meses después del devastador incendio de 2019 en la catedral Notre-Dame de París, que planteó preguntas sobre los riesgos de seguridad para otras iglesias históricas en toda Francia.

Aunque los bomberos lograron contener el incendio de Nantes tras solo dos horas y salvar la estructura principal, su famoso órgano, que databa de 1621 y había sobrevivido a la revolución francesa y a los bombardeos de la Segunda Guerra Mundial, quedó destruido.

También se perdieron objetos y pinturas de valor incalculable, como una obra del artista del siglo XIX Jean-Hippolyte Flandrin.

El último ataque mortal cometido contra un miembro de la iglesia católica en Francia se remonta al pasado 29 de octubre, cuando un tunecino mató con un cuchillo al sacristán y a dos fieles en la basílica de Niza (sureste).

En 2016 un sacerdote fue degollado por dos yihadistas en la localidad de Saint-Etienne-du-Rouvray, en el norte de Francia.