Contra el Cáncer de mama

La Fiscalía seguirá otras líneas en sonado caso de homicidio

Denuncia interpuesta ante la Fiscalía General del Estado por José Eduardo Ravelo Echevarría.

Mérida, Yucatán, México, agosto de 2021.- La Fiscalía General del Estado cambió su postura al parecer ante la difusión del contenido de la denuncia que interpuso en vida el joven José Eduardo Ravelo Echevarría, que presuntamente enfoca como sospechosos a agentes de la policía estatal en lugar de policías municipales de Mérida.

Lo anterior a raíz de la publicación y revelación que hicieron varios medios de comunicación nacionales y locales sobre los señalamientos que asentó José Eduardo en su denuncia de que sus presuntos agresores serían policías de una patrulla antimotín de color negro con franjas amarillas y agentes de apellidos Méndez y Osorio, colores que coinciden con la descripción de una patrulla de la policía estatal cuyos policías estatales habrían detenido al joven veracruzano en la calle 47, que es el límite donde termina la jurisdicción de la policía municipal y empieza el de la estatal.

Ante estas nuevas revelaciones difundidas, se preguntó al gobierno del Estado por qué la Fiscalía no investiga a los elementos que aparecen en la denuncia de José Eduardo, lo que reveló antes que nadie el juez de Control que no autorizó la vinculación a proceso por homicidio, tortura y violación a los cuatro policías municipales que detuvo y acusó la Fiscalía.

La respuesta emitida por la dependencia dice: “La Fiscalía General del Estado informa que existe una investigación en curso y, como en toda investigación, no se descarta ninguna línea de investigación. Al mismo tiempo, se prosigue con la investigación en torno a lo sucedido, acciones que se suman a la apelación interpuesta ante el Poder Judicial”.

Esta respuesta cambia la postura de la Fiscalía General porque, en una de sus ruedas de prensa, el titular descartó cualquier responsabilidad de la policía estatal. Ahora, el mismo titular, por medio del Ejecutivo estatal, afirma que no descarta ninguna línea de investigación.

En otro aspecto de este mismo caso, la Fiscalía General de la República (FGR) continúa con las diligencias en torno al caso de José Eduardo Ravelo Echevarría. La mañana de ayer se supo que los agentes federales especializados en delitos de tortura acudieron a las instalaciones de la Dirección de la Policía Municipal de Mérida (DPMM), y se habrían llevados dos unidades policíacas que usaron en la detención y traslado del joven veracruzano a la cárcel municipal.

José Eduardo, como se supo, fue detenido el 21 de julio pasado por una denuncia de un taxista de la ruta Tekax-Mérida que recibió una pedrada del joven, que presuntamente estaba drogado.

La Fiscalía acusó a cuatro policías municipales de Mérida como responsables, los consignó a un juzgado de control, pero las pruebas de vídeo de la estancia del joven veracruzano en la cárcel municipal de Mérida demostraron que no ocurrieron esos hechos. Pero la denuncia original de José Eduardo arrojó elementos que evidencia que los delitos que denunció el detenido fallecido se enfocan a policías distintos a los de la municipal.

Los agentes federales también ya realizaron diligencias y tomaron testimoniales de personas que convivieron con el joven en el departamento que rentaba en la colonia Uxmal San Pablo, a unos cuantos kilómetros del lugar donde trabajaba.