Contra el Cáncer de mama

Los talibanes solicitaron intervenir en las actuales reuniones de la Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas (ONU) para ‘iniciar interacciones y relaciones diplomáticas’ con los países representados en el organismo internacional, una misión que estará a cargo de su candidato Suhail Shaheen, actual portavoz en Catar. El paso se tomó para ‘iniciar interacciones, relaciones diplomáticas e intercambios (con los países representados en la ONU) y asegurar así los derechos del pueblo oprimido de Afganistán’, explicó este miércoles el portavoz talibán Bilal Karimi.

Taliban acting Foreign Minister Amir Khan Muttaqi speaks during a news conference in Kabul Afghanistan September 14, 2021. Picture taken September 14, 2021.REUTERS/Stringer

Solicitaron su participación en la Asamblea General a través de una misiva enviada esta semana, en la que pedían que ‘el Emirato Islámico tenga su papel en las Naciones Unidas”. Además, Karimi detalló que “para la Asamblea General en curso en las Naciones Unidas, Shaheen es la persona idónea para pronunciar el discurso en nombre de Afganistán, como representante del emirato Islámico”, como se denomina ahora el país después de que los talibanes tomaran control de Kabul el 15 de agosto. El comité de credenciales tendrá que dirimir el caso, dijo el portavoz Stephane Dujarric.

El secretario general, Antonio Guterres, recibió la carta del grupo en la que ‘solicita participar’ en el debate de alto nivel, dijo Dujarric. La misiva tiene fecha del lunes 20 de septiembre, agregó el portavoz. Si es aceptado por las Naciones Unidas, Shaheen sustituirá a Ghulam M. Isaczai, que fue designado por el expresidente Ashraf Ghani como embajador y representante permanente de la República Islámica de Afganistán ante la ONU en junio de 2021. Shaheen ha estado trabajando como miembro de la oficina política del grupo en Doha durante la última década y también es el portavoz de su ala política. En el anterior gobierno talibán entre 1996 y 2001 trabajó como jefe de la agencia de noticias estatal Bakhtar.

Una petición improbable

La carta, firmada por Amir Khan Muttaqi en calidad de ‘ministro de Relaciones Exteriores”, indica que el anterior representante Ghulam Isaczai ‘ya no representa’ a Afganistán ante Naciones Unidas. Isaczai era el representante permanente del gobierno afgano que fue depuesto expulsado en agosto coincidiendo con la salida de las tropas estadounidenses del país, poniendo fin a 20 años de ocupación.

Shaheen ha estado trabajando como miembro de la oficina política del grupo en Doha durante la última década y también es el portavoz de su ala política. En el anterior gobierno talibán entre 1996 y 2001 trabajó como jefe de la agencia de noticias estatal Bakhtar.

El nuevo ‘ministro de Relaciones Exteriores’ talibán asegura que Ashraf Ghani fue ‘depuesto’ el 15 de agosto, el día en que el entonces presidente abandonó el país. ‘Países en todo el mundo ya no lo reconocen como presidente’, dice la misiva, según la ONU.

Sin embargo, la solicitud de los talibanes no garantiza que puedan dirigirse a los líderes internacionales, pues corresponde a un comité de la Asamblea pronunciarse sobre quién debe intervenir en nombre de Afganistán, decisión que a priori no se producirá antes de que termine esta Asamblea General, el próximo lunes. El portavoz de la ONU también aseguró que el secretario general recibió otra carta de Isaczai, fechada el 15 de septiembre, con la lista de la delegación afgana.

‘Tras consultas con la oficina del presidente de la Asamblea General, la secretaría envió ambas cartas a los miembros del comité de credenciales de la 76ª sesión de la Asamblea General’, informó. El comité está integrado por Rusia, China, Estados Unidos, Suecia, Sudáfrica, Sierra Leona, Chile, Bután y Bahamas. No es seguro que el comité se reúna antes del lunes, cuando estaba prevista la intervención de Afganistán en el foro multilateral. Afganistán es uno de los asuntos que están centrando los discursos de los jefes de Estado y de gobierno de todo el mundo y una posible participación de los talibanes supondría un paso importante para su entrada en el concierto internacional.

Algunos países ya han mostrado su rechazo. El ministro de relaciones Exteriores de Alemania, Heiko Mass, dijo que un “show” de los talibanes en la Asamblea General de la ONU “no aportaría nada”. “La Asamblea General de Naciones Unidas no es el marco apropiado para ello”, dijo Maas en Nueva York. “Hay que hablar con los talibanes, Para ello hay numerosos canales que se han creado en estas últimas semanas”, agregó.

La mayoría de los gobiernos del planeta no han reconocido todavía al gobierno talibán y exigen que antes cumpla varias condiciones, como el respeto de los derechos de las mujeres y su compromiso a permitir que se vayan del país las personas que quieran. ‘Lo que importa son los hechos concretos y no solo palabras: sobre derechos humanos, en particular los derechos de la mujer, un gobierno inclusivo y un distanciamiento claro de los grupos terroristas’, insistió Heiko Maas. ‘La comunicación con los talibanes y el gobierno afgano dependerá de ello’, agregó. Con información de AFP y EFE.